¿Qué significa exactamente que un producto sea biodegradable?

Biolements, es una empresa que fabrica productos biodegradable, no tóxicos y libres de metales pesados. ¿Qué significa exactamente ser biodegradable? ¿qué deben hacer los empresarios para ponerse en sintonía con la Ley REP? José Ignacio Parada, es el presidente de la Asociación de Biopolímeros y director de Bioelements, habla hoy al respecto en Work Café.

¿Qué es lo que hace que un producto sea biodegradable? Que tenga la facultad de servir como fuente de energía para otros organismo, esto significa que se lo comen otros microorganismos.
A veces solo nos quedamos A parte de ser biodegradable tienes que tener en cuenta que es muy importante no tóxico, sino ser biotóxico.

Hace un tiempo atrás comenzó a entrar en vigor la prohibición de entregar bolsas plásticas en el comercio, la ya conocida ley de prohibición de bolsas de plásticos. Respecto a esto Parada dice que, si bien hay que ser positivos, ver el vaso medio lleno, porque la ley es buena en su espíritu, es aún perfectible, falta por hacer.

“Las bolsas son lo primero, pero nosotros apostamos que por todos los envases y embalajes de productos primarios o secundarios, paquetes de tallarines o azúcar, sea biodegradable y además biotóxico”, dice José Ignacio Parada de Bioelements.

 

 

Entrar en modo REP

Felicitamos el buen espíritu de la ley que prohíbe las bolsas plásticas derivadas del petróleo porque es una iniciativa que busca reducir el uso de materiales contaminantes en el planeta. Sin embargo, creemos que la lógica que busca eliminar el plástico y, prontamente, las bombillas debe apostar por invitar a los emprendedores a buscar soluciones ecológicas -diferentes al plástico convencional- que permitan enfrentar los nuevos dilemas que exige el consumo.

Es decir, no basta prohibir, es necesario regular las alternativas como única forma de tener productos sustentables.

A partir de un biopolímero, en Bioelements logramos confeccionar un producto biodegradable, no biotóxico ni tóxico por metales pesados, permitiéndonos afirmar con 100% de certeza que es posible obtener una bolsa sin derivados de petróleo con componentes que no dañan el medio ambiente.

Ser biodegradable significa servir como fuente de energía para diversos microorganismos; no ser biotóxico implica que su composición al degradarse en cualquier ambiente -sea éste acuoso, vertedero, relleno con o sin oxígeno- no deje desechos contaminantes; y no tóxico, que sus componentes no contengan metales pesados.

Hemos confeccionado una bolsa resistente y competitiva. La llevamos a certificar al Dictuc y al Idiem, organismos aprobados por el Instituto Nacional de Normalización (INN) que ratificaron oficialmente su condición y determinaron que sus componentes cumplen con la normativa nacional e internacional.

Queremos que las soluciones que surjan en reemplazo al plástico sean mucho mejores que lo que permite la normativa medioambiental. Por eso, creemos fundamental contar con este tipo de certificaciones que confirmen que los nuevos productos realmente sean ecológicos y sustentables.

Conectados con Agricultura

CONECTADOS MIÉRCOLES 08 AGOSTO 2018. PANELISTAS MICHEL MEHECH Y RICARDO TUANE

 

José Ignacio Parada, de BioElements y cambios en leyes ambientales: “Hay que ofrecer alternativas que sean mejores a lo que se está prohibiendo”

El Presidente de la Asociación Gremial de Biopolímeros, y director de Bioelements nos contó sobre su proyecto y entregó su visión sobre las leyes ambientales que se discuten en Chile.

Gobierno y gremio se enfrentan por las bolsas biodegradables

La ministra del Medio Ambiente, Marcela Cubillos, dijo que el proyecto de Ley que busca prohibir la entrega de bolsas plásticas en el comercio a lo largo del país representa ‘un primer paso’ en la materia. Adelanta que en el caso de envases primarios, lo que se pretende es complementar la medida con la Ley de Responsabilidad Extendida del Consumidor (REP), que regula la recuperación de residuos, de los cuales los productores deben hacerse cargo. En la vereda opuesta, el director de la Asociación Gremial de Biopolímeros (AGB), José Ignacio Parada, afirma: ‘La nueva ley es muy superficial; porque prohíbe y no regula las alternativas que hay en el mercado. Por ejemplo, existen bolsas de papel y cartones en tiendas que no son biodegradables y son tóxicos, porque contienen alta carga de metales pesados’.

¿La prohibición de las bolsas plásticas se extiende sólo a las zonas costeras del país?

Incorrecto. La ministra Cubillos dice que ‘la ley aprobada por la unanimidad del Congreso prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio en todo el territorio nacional’.

La norma regirá para los grandes establecimientos seis meses después de aprobada la ley; para los pequeños y medianos comercios se dará un plazo de dos años.

 

¿Este nuevo proyecto de ley también se extiende a las bolsas biodegradables?

Correcto. De acuerdo con la titular de Medio Ambiente, esto responde a que en Chile ‘no existe certificación oficial para calificar de biodegradables las bolsas plásticas’. José Ignacio Parada, director de la Asociación Gremial de Biopolímeros (AGB) manifiesta lo opuesto: ‘Hoy existen normas nacionales e internacionales de referencia que cumplen estándares científicos mundiales’.

 

¿Qué pasa con el plástico de envases y embalajes? ¿Se hace cargo esta iniciativa?

Incorrecto. La ley sólo tiene que ver con las bolsas plásticas; se excluye a los envases primarios de alimentos. La ministra dice que la nueva norma ‘hay que complementarla con la Ley REP (Responsabilidad Extendida del Productor) que regulará la recuperación, entre otros, de envases y embalajes, obligando a que los productores se hagan cargo de estos elementos’.

 

¿Con la nueva normativa se asegura la protección al medioambiente?

Correcto. ‘Esta medida es el primer paso para el combate a la contaminación por plásticos, especialmente de nuestros mares’, señala Cubillos.

Por su parte, Parada añade que ‘es muy importante que se tenga en consideración las certificaciones actuales o que todos los productos que estén en el mercado sean biodegradables, porque si no, vamos a caer en algo que es peor que lo que está’.

Un gran porcentaje de las bolsas plásticas son utilizadas para la eliminación de residuos. ¿Atacará este problema la normativa?

Correcto. La titular de Medio Ambiente detalla que ‘lo que esta Ley busca es evitar la entrega indiscriminada de bolsas plásticas de un solo uso que son altamente dañinas para el medio ambiente, las que además no están diseñadas para disponer basura en ellas’. Esta medida, señala, ‘nos ayudará a que la ciudadanía tome conciencia sobre los residuos que genera y la importancia del reciclaje’.

Sepa cómo identificar una bolsa 100% ecológica

El proyecto de ley que propone la eliminación de las bolsas plásticas del comercio ha sido casi unánimemente aplaudido. José Ignacio Parada, director de la Asociación Probiopolímeros (AGB) no es la excepción, aunque tiene reparos.

‘Es una buena noticia pero no es suficiente prohibir, debemos tener la certeza que las alternativas que surjan sean sustentables con el medioambiente y útiles para el consumidor’, dice Parada, abogado de profesión. La AGB (https://www.labiobolsa.cl) reúne a diez pymes fabricantes de bolsas biodegradables, que abarcan el 20% de las que se comercializan en el mercado. Con ese peso específico están tratando de poner acentos sobre temas que consideran relevantes. ‘La medida no regula las alternativas que ya están apareciendo en el mercado.

Por ejemplo, en las tiendas hay bolsas de papel y cartones que no son biodegradables y son tóxicas porque contienen alta carga de metales pesados. Sin embargo, a la vista del usuario parecen ecológicas. Si queremos que la medida sea positiva necesitamos que todos los productos y bolsas disponibles en el comercio sean biodegradables, no biotóxicas y cuenten con certificación’, plantea Parada.

Los asociados de esta gremial han certificado sus bolsas con el Dictuc, el Idiem de la Universidad de Chile y la Universidad Católica de Valparaíso. ‘Sabíamos que era imprescindible ofrecer un producto biodegradable, con el respaldo de un ente certificador de peso. De esta forma, fuimos a golpear la puerta de los expertos científicos para dar certeza y ofrecer algo que sea realmente sustentable con el medioambiente, y no solo lo parezca.

Es necesario que el ministerio del Medio Ambiente les abra las puertas a los investigadores científicos para hacerlos parte de esta discusión. Estamos en un mundo lleno de plástico y necesitamos que cualquier regulación tenga una mirada integral’, pide Parada. -¿Cómo puede el consumidor darse cuenta de que una bolsa es biodegradable? -A simple vista, una bolsa biodegradable y una que no lo es pueden parecerse mucho pero las bolsas biodegradables suelen ser más ásperas o rugosas. Incluso pueden tener olor. Ahora, lo más relevante, y aquí el trabajo debe ser de las tiendas y supermercados, es que las bolsas que se entreguen estén certificadas y cuenten con un sello de una entidad científica relevante.

Entrevista a socio fundador de BioElements, Juan Ignacio Parada

Tema: Empresa de bolsas biodegradables pide que se aclare qué productos podrán seguir circulando. BioElements, firma local que abastece a empresas como Falabella, asegura que sus bolsas sí podrían usarse, pues son completamente biodegradables. Hoy se vota indicación en el Congreso.

Empresa de bolsas biodegradables pide que se aclare qué productos podrán seguir circulando

BioElements, firma local que abastece a empresas como Falabella, asegura que sus bolsas sí podrían usarse, pues son completamente biodegradables. Hoy se vota indicación en el Congreso.

Para hoy martes en la comisión de Medio Ambiente del Senado está programada la votación de la indicación del Gobierno que prohibiría la circulación de bolsas plásticas en el país. La urgencia de la medida levantó alarmas en el sector privado, tanto de los productores de bolsas plásticas como de aquellos que aseguran que sus productos son biodegradables y que, por lo tanto, sí podrían operar.

Entre estos últimos se encuentra la empresa BioElements. Ellos cuestionan abiertamente a la ministra del Medio Ambiente, Marcela Cubillos, quien aseguró que no existen productos de este tipo en el país.

‘Nosotros lo que queremos es que se diga la verdad. Cuando la ministra dice que no hay productos biodegradables va en contra de una industria’, señaló a PULSO uno de los socios de BioElements, Juan Ignacio Parada, quien explica que sus bolsas incluso son certificadas como biodegradables.

José Ignacio Parada y Juan Eduardo Joannon son los fundadores de BioElements y hace un tiempo se contactaron con diversas universidades para avalar y certificar sus productos. Actualmente tienen estudios de biodegradación realizados por el IDIEM de la Universidad de Chile, una certificación del DICTUC de la Universidad Católica, que los acredita por tener bolsas biodegradables y no biotóxicas; y la Universidad Católica de Valparaíso respalda sus ‘bio bolsas’ como biodegradables en condiciones de vertedero o relleno sanitario.

No obstante, más allá de los dichos de la ministra Cubillos, la indicación presentada por el Gobierno la semana pasada, sí incluye en un punto a las bolsas biodegradables. Por ello, BioElements pide que esto se aclare.

Cuestionamientos

Respecto a la industria productora de bolsas plásticas, las principales críticas de los operadores apuntan a que no se ha dado el tiempo suficiente para discutir la iniciativa en el trámite legislativo.

Desde la Asociación de Industriales del Plástico (Asipla) están en desacuerdo con la indicación del ministerio del Medio Ambiente, ya que a su juicio esta ‘establece una prohibición generalizada y la norma es muy ambigua. Se habla de las bolsas que fundamentalmente son originadas con petróleo, entonces no es claro. Lo que está claro, es que esta ley se hizo a la rápida y se ha sacado con apuro’, recalca Nicolás Bär, director ejecutivo de Asipla.

Asimismo, añade que la prohibición total de bolsas plásticas tiene efectos que no son buscados en el medio ambiente, ya que la tendencia global no es ese. Lo que se debe hacer es darle más uso a una bolsa plástica y eso si es medioambientalmente eficiente.

Cabe destacar que el gremio cuenta con más de 90 empresas asociadas, varias de ellas líderes del mercado, que representan más del 85% de la industria del plástico y reciclaje y que en conjunto aportan el 1,4% del PIB total.

Tanto en el caso de BioElements como Asipla, sus representantes aseguran que se han contactado con los senadores de la Comisión de Medio Ambiente para que cuenten con mejor información a la hora de votar, o bien, exijan que haya tiempo para discutir.

‘Hemos sido recibidos por Ley Lobby (por los senadores de la comisión) y hemos tenido las conversaciones. Pero no se ha abierto ninguna posibilidad para discutir. No hay espacio para debatir sobre esto. No hemos sido invitados a presentar nuestra visión. Este proyecto de ley es muy categórico’, acusa Bär.

Babson Rocket Pitch

Ganadores del Babson Rocket Pitch 2017 al mejor emprendimiento de alcance global.