Babson Rocket Pitch

Ganadores del Babson Rocket Pitch 2017 al mejor emprendimiento de alcance global.

Coquimbo pretende convertirse en municipio líder en uso de tecnología biodegradable

Durante los días de fiestas Patrias, se repartirán 10 mil bolsas biodegradables de la empresa BioElements que utiliza tecnología única en Chile para disminuir a 36 meses el periodo de degradación del plástico y que ya se entregan en importantes tiendas del país.

Uno de los sellos que pretende entregar el municipio de Coquimbo a la Pampilla 2017, que comienza este 15 de septiembre, es el de la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente. Por ello, iuna de las novedades que tendrá la fiesta dieciochera más grande de Chile, es la entrega, sin costo para el municipio, de diez mil bolsas elaboradas por la empresa chilena Bioelements en base a polímeros, bolsas que son amigables con el medioambiente y biodegradables.

Uno de los dueños de la empresa, el ingeniero comercial Juan Eduardo Joannon, explica que Bioelements nació como un pequeño start-up junto a su socio abogado José Ignacio Parada, vendiendo en primer término, cubiertos elaborados con bioresinas para los locales de la franquicia de cafeterías Starbucks, por montos que oscilaban entre los $3 millones de pesos mensuales.

Al poco tiempo, su producto generó el interés de la cadena de farmacias SalcoBrand, con quienes comenzaron a trabajar en una experiencia piloto para reemplazar el material de sus bolsas, alianza que al poco tiempo, resultó en un contrato de Bioelements con la compañía, experiencia que se replicó junto a la cadena de tiendas PreUnic y a multitiendas Falabella, de quienes también son proveedores para sus 36 locales en el país.

Las ventajas y beneficios de las bioresinas, en comparación con los plásticos tradicionales, son variadas, explica Joannon y una de las principales es su rápida degradación, pues una bolsa elaborada con bioresinas demora alrededor de 36 meses en biodegradarse, frente a los 500 años que tardaría, en promedio, una bolsa de plástico común.

Joannon explica que la finalidad de entregar, de manera gratuita en La Pampilla, las bolsas biodegradables, deriva del interés de Bioelements por contribuir al cuidado del medio ambiente con productos ecológicos y detalla que la producción mensual de la compañía es de cerca de 100 toneladas mensuales de bolsas biodegradables.

Cabe señalar que la biodegradabilidad de los productos de Bioelements está certificada por la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Católica de Valparaíso, lo que ha llevado a que las bolsas entregadas en Falabella lleven el logo de esta última casa de estudios.

Asimismo, son proveedores exclusivos en materia de plásticos biodegradables de los municipios de Santiago y Las Condes, con quienes hace menos de un mes firmaron un contrato, modalidad que se busca replicar en la comuna de Coquimbo, por lo que la experiencia de La Pampilla es una especie de piloto para avanzar en futuros acuerdos. Acerca de lo último, Joannon expresa que “nuestra intención es que ocurra lo mismo en Coquimbo, que el alcalde tome razón de esto. De hecho, les entregué a sus asesores una copia del contrato con la Municipalidad de Las Condes para que lo analicen y evalúen esta posibilidad”. Asimismo, Joannon expresa que las bolsas de polímeros biodegradables son cada vez más baratas y competitivas, pues “hace cinco años, la diferencia de precios era de 4 a 1 y ahora es de cerca de un 20%, es decir, si una bolsa de plástico cuesta $100, una biodegradable cuesta $120”.

En la actualidad, Bioelements se encuentra explorando la posibilidad de fabricar bolsas de feria, producto que mayoritariamente proviene de China, además de embalajes industriales, para lo cual se han autoimpuesto un plazo de tres meses de estudios e investigaciones de mercado.

“Coquimbo tendrá la oportunidad de usar una tecnología que es única y de la mano con el cuidado del medio ambiente” JUAN EDUARDO JOANNON, socio fundador de BioElements

Emprendedores narran sus experiencias con alumnos de Ingeniería Comercial

Actividad es organizada por el centro de emprendimiento de la Facultad de Economía y Negocios de la USS.

Un encuentro con emprendedores que han sido exitosos en sus proyectos han sostenido alumnos de cursan la carrera de Ingeniería Comercial en la Universidad San Sebastián. De esta manera, y a través del Centro de Emprendimiento de la Facultad de Economía y Negocios, los jóvenes logran conocer de primera fuente cuáles son las implicancias que conlleva el desafío de ser emprendedor en Chile, como visualizar oportunidades y proyectar un negocio en el mediano – largo plazo.

En esta ocasión José Ignacio Parada, socio de Bioelements, en la última charla del ciclo, se refirió a su iniciativa de productos sustentables, puntualmente en lo que a bolsas plásticas biodegradables se refiere, como alternativa al plástico convencional y desde un mirada más limpia y cercana al cuidado del medio ambiente. Al respecto expresó que “básicamente nuestra línea de desarrollo es la sustentabilidad y por eso queríamos dar cuenta a los alumnos que puedes partir con una idea muy chica, firmada en una cafetería, y dos o tres años después veas como ese pequeño momento se transforma en una empresa”.

Por su parte Juan Eduardo Joannon, director de Bioelements, abordó la polémica referente al uso de bolsas plásticas. En este sentido dijo que “las bolsas plásticas toman 500 años en degradarse. Aquí hay una oportunidad de proteger el medio ambiente. Nuestras bolsas plásticas biolements se demoran entre 12 a 14 meses en degradarse porque son de fécula vegetal. Por lo tanto, aquí hay una oportunidad para ser sustentable sin alterar nuestra rutina del día a día, siendo los únicos en desarrollar esta tecnología pionera en Chile”.

Respecto a las políticas públicas de resguardo y cuidado del medioambiente ambos manifestaron que “efectivamente, en nuestro caso particular, las municipalidades son las que han ido regulando e incentivando el uso de bolsas biodegradables lo que genera una oportunidad muy grande. Ahora bien, para ser emprendedor, debes saber que implica mucho trabajo y no se trata que existan trabas, sino que si tienes ganas de trabajar y salir adelante podrás hacerlo, teniendo una buena idea y un buen producto. Si no lo tienes, es poco probable que triunfes aquí en Chile o en cualquier parte del mundo”.

Cabe mencionar que, como en todo el ciclo, estuvieron presentes el Director del Decanato de la FEN, Sebastián Matthews; el director del Centro de Emprendimiento, Patricio Muñoz; el subdirector del Centro, Nicolás Prieto; y el coordinador del Centro, Maximiliano Ibáñez.