Sepa cómo identificar una bolsa 100% ecológica

El proyecto de ley que propone la eliminación de las bolsas plásticas del comercio ha sido casi unánimemente aplaudido. José Ignacio Parada, director de la Asociación Probiopolímeros (AGB) no es la excepción, aunque tiene reparos.

‘Es una buena noticia pero no es suficiente prohibir, debemos tener la certeza que las alternativas que surjan sean sustentables con el medioambiente y útiles para el consumidor’, dice Parada, abogado de profesión. La AGB (https://www.labiobolsa.cl) reúne a diez pymes fabricantes de bolsas biodegradables, que abarcan el 20% de las que se comercializan en el mercado. Con ese peso específico están tratando de poner acentos sobre temas que consideran relevantes. ‘La medida no regula las alternativas que ya están apareciendo en el mercado.

Por ejemplo, en las tiendas hay bolsas de papel y cartones que no son biodegradables y son tóxicas porque contienen alta carga de metales pesados. Sin embargo, a la vista del usuario parecen ecológicas. Si queremos que la medida sea positiva necesitamos que todos los productos y bolsas disponibles en el comercio sean biodegradables, no biotóxicas y cuenten con certificación’, plantea Parada.

Los asociados de esta gremial han certificado sus bolsas con el Dictuc, el Idiem de la Universidad de Chile y la Universidad Católica de Valparaíso. ‘Sabíamos que era imprescindible ofrecer un producto biodegradable, con el respaldo de un ente certificador de peso. De esta forma, fuimos a golpear la puerta de los expertos científicos para dar certeza y ofrecer algo que sea realmente sustentable con el medioambiente, y no solo lo parezca.

Es necesario que el ministerio del Medio Ambiente les abra las puertas a los investigadores científicos para hacerlos parte de esta discusión. Estamos en un mundo lleno de plástico y necesitamos que cualquier regulación tenga una mirada integral’, pide Parada. -¿Cómo puede el consumidor darse cuenta de que una bolsa es biodegradable? -A simple vista, una bolsa biodegradable y una que no lo es pueden parecerse mucho pero las bolsas biodegradables suelen ser más ásperas o rugosas. Incluso pueden tener olor. Ahora, lo más relevante, y aquí el trabajo debe ser de las tiendas y supermercados, es que las bolsas que se entreguen estén certificadas y cuenten con un sello de una entidad científica relevante.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *